Reglas básicas para un consumidor inteligente

  1. Escoge tiendas de renombre: aquellas que vendan mercancía de calidad  y  acepten devoluciones. No temas Ir de tiendas a los establecimientos  más  costosos, ir de tiendas no necesariamente implica comprar; todos los comercios tienen especiales y venden artículos con descuentos. En todo caso, puedes ir educándote en lo referente a la moda y por ejemplo, puedes ver qué es lo nuevo   en líneas, color, telas y estilo.
  2. Considera comprar por catálogo aquellos artículos  básicos  como  camisas, abrigos, medias y piezas fáciles de medir. Las compras por catálogo pueden  ahorrar tiempo y dinero.
  3. Debes ir de tiendas con una ¡dea clara de lo que vas a comprar. Haz una lista       de todo lo que necesitas y luego decide ir a aquellos establecimientos que te provean ese artículo o estilo específico que deseas.
  4. Justo cuando consigas un conjunto de ropa, compra los accesorios  adecuados para el mismo. Asegúrate de tener los zapatos apropiados, medias,  correa,  cartera, etc…para usar con el nuevo atuendo o éste permanecerá en el  guardarropa sin usar. Si compras los accesorios luego y no tienes la ropa, en el momento podrías cometer algún error.
  5. Ten cuidado con  las modas pasajeras. Compra ropa cuya moda sea clásica y     que vaya acorde con tu estilo de vida. Pregúntale: ¿lo  necesito?  O ¿lo  podré usar? Si realmente deseas probar un estilo pasajero, hazlo en una tienda que        no sea muy costosa y no gastes mucho dinero en éste.
  6. Mantén tu guardarropa pequeño pero completo.  Ahorra  la  mayor  parte  del  dinero para que lo inviertas en ropa que usarás a menudo. Aún las personas       que tienen mucho presupuesto para gastar en ropa  deben  seguir  estas  reglas. Tal vez la diferencia consistirá en la calidad. Tener mucha ropa es confuso.
  7. Reconsidera sobre la compra de artículos en especial. Muchas veces la palabra especial nos convence para comprar en contra de nuestro buen juicio. ¿Es  un  buen precio realmente bueno si no vamos a usar el producto?  También debes  estar conciente de que algunas tiendas aumentan el  precio  de  la  mercancía  antes de reducirla para tentarte, a fin de que la compres.
  8. Busca ropa que no sea de la temporada; aquella ropa que sea de un material u color que se pueda usar todo el año.
  9. Compra en los departamentos de hombres y niños. Compra accesorios en el departamento de adolescentes. Por lo regular, están igualmente de moda pero    son más económicos.
  10. Compra en “outlets” de renombre. Una vez veas sus precios te será  difícil volver   a pagar los precios de las otras tiendas. Podría ser que debas  buscar  arduamente, con menos ayuda y tener que ir más a menudo, sin embargo, si

conoces la moda y tus necesidades, podrías triplicar el valor de tu dinero.

  1. No compres a última hora. No vayas al centro comercial el sábado en la tarde   para comprar un atuendo que usarás el sábado en la noche. Psicológicamente     es un error. Te sentirás presionada por encontrar algo rápido y seguramente deberás conformarte con la segunda mejor opción. Compra siempre cuando  tengas tiempo suficiente para comprar, en el momento, todos los complementos necesarios y adecuados.
  2. Elige comprar un buen atuendo en lugar de dos conjuntos mediocres. La calidad siempre cuenta; la tela, el corte y el estilo de un atuendo revelan su clase a  quienes saben. También compara la durabilidad de la  manufactura  y  la producción en masa. No deseas ver otras cien muchachas alrededor  tuyo  vistiendo igual.
  3. No compres los sobrantes a menos que estés  totalmente  segura  de  que  combina con alguna pieza de tu guardarropa o que tengas en tu casa todo lo necesario para combinarlo o el dinero suficiente para comprar, en el momento, todos los complementos necesarios y adecuados.
  4. Compra coordinados en lugar de trajes, para que puedas ahorrar. Coordinando camisas, pantalones, blusas, abrigos o chaquetas podrás duplicar o triplicar el número original de conjuntos que posees.
  5. Lee las etiquetas y verifica las costuras para que sepas lo que estás comprando.
  6. No confíes en todo lo que te dice el vendedor.  Usualmente,  trabajan  por  comisión y te dirán lo que piensas que quieres oír para hacer una venta. Es muy bueno ir de compras con un consultor especializado en guardarropa o una amiga que sea honesta y conozca de moda.
  7. Obsérvate de lado y de espalda y no sólo de frente cuando te estés midiendo la ropa. ¿El ruedo está igual? ¿Los bolsillos se tuercen en el área de las caderas?¿Se arruga en el área de los glúteos o busto? ¿Se mueve bien contigo? ¿Cómo están los hombros? ¿Cómo está el largo de las mangas?
  8. Comprar atuendos que sean de la gama de colores que te favorezcan y que más abunda en tu guardarropa facilita las copras y ayuda a economizar. Considera hacerte un análisis de color. Se paciente una vez conozcas la temporada de tus colores. Te tomará alrededor fe tres años la reorganización de tu guardarropa.
  9. Siempre combina la ropa con buenos accesorios. No uses artículos de poca calidad. Los accesorios pueden realzar o malograr un atuendo. Hacer combinaciones es interesante. Es mejor lucir no muy arreglada que estar sobrevestida. No luzcas como si  hubieses tratado de combinarte a la perfección  de los    pies  a la cabeza.
Scroll to Top