Hombres: 10 reglas de etiqueta para una cita exitosa

  1. Que tu vestimenta sea especialLas mujeres notan de inmediato si la cita es importante para ti al mirar tu vestimenta. ¿Te esmeraste en planear tu atuendo, tal como lo hizo ella? Las palabras sobran.

    Si nunca has usado una corbata, es momento de hacerlo; si acostumbras a sólo
    vestir con camisa, agrega un blazer (si pones pañuelo, lograrás mucho más
    impacto); si nunca usas reloj, zapatos de vestir de agujeta, etc. es momento de
    usarlos.

  2. Ve por ella y llega a tiempoUna magnífica manera de iniciar con el pie derecho es llegar a tiempo. No 10
    minutos tarde, o citarla en el lugar y retrasarse 20 minutos. Lo que ella
    espera es que vayas por ella, sea a donde sea, sin importar la distancia, a su
    oficina o casa (aplicable en Latinoamérica, si vives en Europa, no será bien
    visto). Si por causas especiales no te es posible, entonces debes de llegar al
    lugar acordado mínimo 10minutos antes
    , por aquello de resolver cualquier
    contratiempo.
  3. Loción para eventos especialesUn buen aroma es un seductor invisible. Debes de tener una loción únicamente para eventos especiales. Te aseguro que ella lo notará y, si cuidas cada paso de tu estrategia, habrá una segunda vez (a la cual ya no
    debes usar la misma, sólo hasta la próxima cita con una fecha especial).
  4. Tu buen gusto se verá el lugar que elijas

    Tu buen gusto está a prueba con la elección del lugar. Previo a la selección del restaurante es muy importante que antes hayas averiguado:

    1. a) Sus alimentos favoritos y aquellos que no tolera.
    2. b) Elegir un restaurante del cual has constatado su excelente servicio.
    3. c) La decoración, en pocas palabras que esté “bonito”, muy agradable a la vista.
  5. Sé todo un caballeroPermanece atento, sin parecer preocupado por ello, al tener acciones
    concretas de caballerosidad
    : abrirle la puerta del automóvil, ofrecerle la mano
    al salir, abrir la puerta del restaurante, acercarle la silla, dirigirte al
    mesero cada vez que ella necesite de algo. Y aunque, hoy en día la mujer ha
    ganado una posición de liderazgo e independencia, no supongas que pagar la
    cuenta es un error
    . No olvides que al hacer una invitación el protocolo indica
    “el que invita, paga”. No te pongas en actitud de hacer justicia y proponerle
    que dividan la cuenta.
  6. Cuida tus modales

Todo lo que hagas habla por ti. Ella está atenta a todo, aunque no lo parezca, créeme.

►Siempre permite que ella ordene primero, o pregúntale antes qué es lo que desea y ordénalo por ella.

►No hables con la boca llena.

►No señales a nadie con los cubiertos.

►De vez en cuando, agradece el servicio al mesero.

►Dirígete a él con cortesía, levanta la mano y dale un contacto visual, nada de silbarle para que venga.

►Si algo en su platillo no es cómo ella lo ordenó, llama al mesero y coméntale que por favor lo cambie o “cómo lo puede solucionar”, pero nunca reclames ni insulte.

 

Scroll to Top