Cortarse las uñas

Lesson Progress
0% Complete

  1. Es recomendable antes de cortar las uñas, ponerlas a remojo con agua templada (o hacerlo después de la ducha) para ayudar a que se ablanden y facilitar esta tarea. Las de las manos con 5 minutos es suficiente, pero las de los pies mejor de 10 a 15 minutos en remojo.
  2. Para limpiar la uña podemos ayudarnos de la espátula del palito de naranjo, antes de cortarla.
  3. No limar hacia atrás y adelante como si la lima fuera un“serrucho”, sino siempre de los bordes hacia el centro, en una única dirección para que no se nos abran las capas de las uñas.
  4. Equivocadamente muchas veces, las uñas de las manos se liman además dándoles la forma oval hacia adentro del límite, porque creemos que así alargamos la forma de la uña. Esto es un error porque nunca debemos limar dándole la forma más allá del borde libre de la uña ya que las hacemos más frágiles, pueden encarnarse, además de que se anchan y se acortan en su crecimiento.
  5. En el caso de las manos, ya que el crecimiento de las uñas es lento, es preferible limarlas periódicamente a cortarlas cada dos por tres, para mantener una largura y forma adecuada.
  6. Si las cortamos, cortar las uñas rectas, sin bordes irregulares ni esquinas.
  7. Si utilizamos la tijera hacerlo en un solo corte y de forma recta.
  8. Si lo hacemos con cortaúñas dejar al menos 3 milímetros de distancia para proteger dañar el dedo.
  9. Cuanto más cortemos, y nos pasemos de este límite marcado por la forma natural de la uña, provocamos que en la uña se separen más sus capas del dedo y la uña se ensucia también más. Alteramos la forma de la uña convirtiendo una uña más ancha y corta. Además del peligro de que se nos encarne.
Scroll to Top