Conoce cómo hacer una pasarela paso a paso:

  1. Establecer tu expresión facial

Inclina tu barbilla ligeramente hacia abajo. No cuelgues ni dejes caer tu cabeza. Actúa como si tuvieras un cordel invisible amarrado en la parte superior de tu cabeza (que la sostiene hacia arriba). Dado que la pasarela se encuentra por encima de la audiencia, si inclinas tu barbilla ligeramente hacia abajo, la audiencia podrá apreciar mejor tu rostro. Además, si mantienes tu barbilla en esta posición, tu rostro quedará en un ángulo que te permitirá proyectar mejor tu energía.

 

  1. No sonrías y mantén la boca cerrada en una posición natural.

Si sonríes, desviarás la atención de la ropa que llevas puesta. Mírate en el espejo y trata de mantener la boca en una posición natural para que verifiques cómo luce y qué impresión te produce. Pregúntale a alguien cómo lucen tus expresiones faciales. A veces, otras personas pueden notar cosas que tú no.

 

  1. Fija tu mirada en un objeto que se encuentre delante de ti.

Cuando se trata de conseguir una expresión facial de supermodelo, el énfasis recae sobre los ojos y las cejas. Mantén tus ojos fijos en un punto y no mires a tu alrededor. Concéntrate mientras caminas y trata de mantenerte alerta. Piensa en un propósito que signifique mucho para ti y refleja el sentimiento en tus ojos.

 

  1. Puedes tener la tentación de hacer contacto visual con una persona de la audiencia.

Sin embargo, debes mantener la expresión facial y evitar el contacto visual a toda costa. Ten cuidado de no tropezar mientras caminas. De vez en cuando, debes vigilar tu paso con los ojos para mantener el equilibrio y proyectar seguridad mientras caminas.

 

  1. Párate erguido.

Imagina que existe un cordel invisible que te sostiene desde la columna vertebral hasta la parte superior de tu cabeza. Mantén tus hombros ligeramente hacia atrás y párate lo más erguido que puedas. Esta postura te da presencia, incluso si no eres tan alto como un modelo.

 

  1. Relájate mientras permaneces de pie.

No necesitas mantener tu cuerpo rígido para verte más alto. Debes practicar frente al espejo hasta que logres verte cómodo mientras.

 

  1. Coloca un pie delante del otro y camina dando pasos largos.

Imagina que estás caminando sobre una cuerda y mantén un pie delante del otro para hacer que tus caderas se balanceen. Este procedimiento constituye una técnica clásica en el mundo del modelaje. A medida que avanzas en la pasarela, trata de proyectar seguridad

 

  1. Deja que tus brazos cuelguen a los costados y mantén tus manos relajadas.

Desde luego, no tienes que mover los brazos tanto como tu cuerpo. Deja que tus brazos cuelguen y se balanceen ligeramente. Esto te hará lucir más fresco y sereno a medida que caminas por la pasarela. Del mismo modo, debes mantener las manos relajadas para que se mantengan ligeramente ahuecadas y abiertas. Además, no debes juntar los dedos demasiado. Deben existir unos 4 ml (1/4 de pulgada) de espacio entre los dedos.

No mantengas tus brazos demasiado rígidos, deja que se doblen y se balanceen ligeramente con tu cuerpo.

 

  1. Práctica utilizando tacones.

La pasarela no estará completa si no caminas con un par de tacones que realcen tu estatura. Si no tienes práctica caminando con tacones altos, puedes tardar un poco en acostumbrarte. Ponte los tacones por la mañana, mientras te arreglas para salir. Pavonéate alrededor de la habitación para que te acostumbres a caminar como modelo y con tacones altos a la vez.

 

  1. Disminuye tu ritmo y mantenlo en consonancia con tu paso.

Escucha música que tenga un ritmo fuerte y que te brinde la energía que necesitas mientras practicas pavoneándote con los tacones. Trata de concentrarte en la actitud que deseas proyectar y trata de mantenerla hasta el final de la pasarela. Si logras desarrollar un ritmo adecuado y una buena actitud, le darás vida a la pasarela e irradiarás una energía fantástica de supermodelo.

 

  1. Muéstrate coqueta y proyecta seguridad mientras trabajas en tu ritmo.

Mientras caminas por la pasarela, piensa en aquella canción que hace que te pongas a bailar de manera instantánea y sigue ese ritmo.

A medida que avanzas, recuerda que debes mantener los hombros hacia atrás, el cuerpo relajado y la postura de una supermodelo.

 

  1. Posa.

Una vez que llegues al final de la pasarela, espera un segundo y luego apóyate sobre una de tus caderas con toda seguridad y aplomo. En este momento, puedes mirar hacia la audiencia y romper tu concentración por un momento. No necesitas mover la cabeza demasiado. Tu energía debe provenir principalmente de tus ojos. Luego, debes calmarte, retomar la expresión facial y caminar como antes para salir del escenario.

 

  1. Practica tu pose frente al espejo.

Ten en cuenta el tiempo que te tardas en posar y hacer contacto visual con la audiencia. Cuando te encuentras frente al público, tu nerviosismo puede hacer que unos cuantos segundos parezcan mucho más tiempo. Debes acostumbrarte a mantener tu postura durante unos cuantos segundos frente al espejo para que desarrolles tu memoria muscular y dependas de esta mientras te encuentras frente a la audiencia.

 

Scroll to Top